domingo, 11 de mayo de 2008


Me gusta cambiar, yo amo los cambios... cambiamos a Batista por Fidel; al capitalismo, ¿por socialismo?; a los mercenarios, por compotas; la carne, por picadillo de soya; el chocolate, por vitacereal; el café, por chícharo... Cambiamos las estaciones policiales, por escuelas; las casas de los ricos, por becas; los fusiles, ¿por lapices?; a los militares, por el pueblo armado; las guaguas, por camellos; La Habana, por Miami; los botes, por balsas...y a los vivos, por otros más vivos, que los vivos que estaban.

Me cuentan que están cambiando las cosas, que las cosas van a estar mejores, que vienen cambios y yo amo los cambios, me gusta cambiar.